Las causas de la boca seca, conocida en términos médicos como xerostomía, son muy variadas y entre ellas se encuentran algunas medicinas, diversas enfermedades, la radio y la quimioterapia, daños a los nervios y malos hábitos de alimentación.

La prevención y el tratamiento dependen de la causa, pero una aplicación general para mitigar sus efectos son el consumo de agua o bebidas sin azúcar, la eliminación o la reducción significativa en el consumo de tabaco y alcohol y la masticación de goma de mascar sin azúcar.

Conozcamos las causas más frecuentes de la xerostomía:

  • Ingesta indiscriminada de alcohol

    • El alcohol hace que el cuerpo produzca más orina y orinar más de lo normal puede provocar deshidratación.
    • Además de todos los síntomas y las consecuencias conocidas de la resaca –entre los que no faltan los mareos y el aturdimiento- una ingesta indiscriminada de alcohol produce una sed excesiva y sequedad de boca.
    • En los bebedores habituales, el alcohol actúa como irritante, reseca la mucosa y, cuando el consumo es crónico,  puede provocar una atrofia de las glándulas salivales. Al manifestarse la hiposalivación o flujo salival, se manifiesta la xerostomía o sequedad bucal, favoreciendo la adhesión de bacterias.
    • El consumo excesivo de alcohol, al igual que consume con el tabaco, está relacionado con el aumento del riesgo de diversos tipos de cáncer.
  • Fumar abusivamente

    • Los tejidos de la cavidad oral son los que tienen el primer contacto con el humo y el tabaco y el daño bucodental que sufre no se limita a las manchas de dientes y el mal aliento. Junto al alcohol, también es el causante principal del cáncer en la boca.
    • Entre los diversos males que produce el abusivo consumo de tabaco, está la disminución del flujo de saliva, con la consecuente sensación de resequedad en la boca el inconveniente del mal aliento, por falta de un barrido de las bacterias acumuladas en la boca.
    • En consecuencia, por minimizar la producción de saliva, el tabaco reduce la capacidad del organismo para combatir infecciones en la boca o las encías.
  • Desórdenes en la alimentación

    • El consumo de productos secos que exigen poca masticación, como las frituras que nos suelen vender en atractivas presentaciones que ofrecen facilidades para el consumo, producen sequedad bucal.
    • Como consecuencia del  consumo abusivo y desordenado de este tipo de productos, se secan la boca, se agrandan las glándulas salivales, los labios se agrietan, los labios se erosionan y los dientes se vuelven sensibles al frío y el calor.
    • En el sentido inverso, que más conviene a la salud bucodental, una de las prácticas para aumentar la producción de saliva consiste en optar productos que demanden una masticación vigorosa o, bien, platos con abundantes caldos o salsas.
    • La hidratación y el movimiento continuo de la mandíbula son fundamentales para producir saliva, por lo que es de principal importancia mantener objetos en la boca, tomar en frecuentes sorbos, de agua y otras bebidas y masticar chicles sin azúcar.
  • Consumo de determinados fármacos

    • Está comprobado que los componentes de cientos de medicamentos tienen un efecto secundario en la hipofunción de la glándula salival, mientras duran sus efectos,  y que la mayor incidencia se presenta en los adultos mayores.
    • Entre los fármacos que causan sequedad bucal se encuentran los antihipertensivos, los antidepresivos y los antihistamínicos. La xerostomía se manifiesta, entre otros síntomas, con una sensación de boca seca o ardor de boca, dificultad para hablar, comer y tragar, fisuras en labios y lengua y mal alientos.
  • Enfermedades sistémicas, como la diabetes.

    • Hay diversas enfermedades que pueden causar sequedad en la boca, como amiloidosis, sarcoidosis, tuberculosis, lepra, hepatitis C, cirrosis biliar, fibrosis quística, diabetes mellitus y agenesia glandular, la infección por VIH y el síndrome de Sjögren.
    • Los altos niveles de glucosa en la sangre, como ocurre con las personas con diabetes, afectan el funcionamiento de las glándulas salivales y si éstas no producen saliva, proliferan de bacterias y hongos.
    • Entre otros daños causados por la falta de saliva, en los dientes, la lengua y otros tejidos bucales, también se manifiesta la sequedad de la boca, relacionada con la halitosis, por la carencia de las propiedades antisépticas propias que mantienen limpia y lubricada la cavidad bucal.
  • Implantes dentales

    • Aunque no es una afirmación que se puede generalizar, el estrés es un problema que afecta a las personas con implantes dentales, aun cuando éstos son fabricados con materiales biocompatibles. 
    • El estrés produce un descenso en la producción de saliva, facilitando un incremento en la actividad bacteriana, en la cavidad bucal, que puede causar afectación a los dientes y los implantes dentales.
    • A consecuencia del estrés suelen aparecer dos inconvenientes colaterales, asociadas con la sequedad de la boca: el descuido de la higiene dental, con las consecuencias esperadas para generar un hábitat bacteriano, y un deterioro en los hábitos alimenticios.
    • Es sintomático que, en situaciones de estrés, se cocine menos y se opte por alimentos procesados de baja calidad, limitando la capacidad de las glándulas para producir saliva. 
  • Tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia o la radioterapia.

    • Dependiendo de la dosis que se aplique, los tratamientos mediante radioterapia, en pacientes con cáncer de cabeza y cuello, provocan la destrucción de las glándulas salivales.
    • Cuando la dosis aplicada supera los 60 Gy, aparece una xerostomía progresiva que resulta en una asialia de tipo irreversible. Cuando las áreas a irradiar no son muy extensas, los  efectos pueden mitigarse con la utilización de intensidad modulada, que irradia menos las zonas glandulares.

En todo caso, hay que tener presente que la hidratación y la protección de mucosas, así como la masticación frecuente son elementos indispensables que contribuyen al bienestar bucal.

En INNUPharma aportamos soluciones para favorecer la calidad de vida, elaboradas de conformidad con las recomendaciones de especialistas médicos, que complementan los tratamientos farmacológicos convencionales.

Nuestros productos línea OS, son elaborados con fórmulas exclusivas al servicio de la Oncología Integrativa, con el fin de modular, de un modo natural, las defensas, el descanso, la depuración, el estado nutricional y la salud bucal de los pacientes.

A %d blogueros les gusta esto: